Observatorio - RSE

Observatorio-RSERSE y Diálogo Social

Aunque existe un amplio consenso sobre el hecho de que el diálogo, la negociación y los acuerdos constituyen uno de los ejes más importantes en la construcción del concepto de Responsabilidad Social de las Empresas, RSE, y que, como ha recordado el Comité Económico y Social Europeo, los compromisos sociales voluntarios de las empresas y el diálogo con las distintas partes interesadas son elementos indisociables, lo cierto es que la mayor parte de las iniciativas que están adoptando las empresas en materia de responsabilidad son prácticamente desconocidas por los trabajadores, los consumidores y otros stakeholders esenciales para el desarrollo empresarial. 

El diálogo social debe abordar acuerdos sociales y económicos que den respuesta a la situación económica y del empleo, sin recortes sociales y que posibiliten avances hacia el cambio de nuestro modelo productivo. 

El proceso de Diálogo Social implica no sólo a las Organizaciones Sindicales y Patronales, sino al conjunto del Gobierno y debe ser coordinado por el propio Presidente. 

La Unión general de Trabajadores manifiesta, al igual que los otros interlocutores sociales, la voluntad de nuestra Organización de reiniciar el proceso de diálogo social y la coincidencia con el Presidente del Gobierno del valor estratégico del mismo para contribuir a dar respuesta a la difícil situación económica y del empleo. 

Por tanto, deberán desarrollarse entre otros los siguientes aspectos:

  • En la actual situación económica y del empleo las políticas presupuestarias y fiscales deben orientarse a garantizar el gasto social y el gasto productivo, a la vez que atender las mejoras de las retribuciones y la calidad del empleo de los empleados de las Administraciones Públicas, como resultado del necesario desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público.

  • Complementar las medidas aprobadas de estimulo de la economía y del empleo, a través de ampliar y mejorar las infraestructuras, vivienda de protección oficial, alquileres, rehabilitaciones, transportes, telecomunicaciones, equipamientos sociales y desarrollar políticas industriales, energéticas y medio ambientales. 

  • Garantizar la protección social a las personas desempleadas y las políticas activas de empleo para su recolocación laboral.

  • En este periodo la mejora y la protección de los salarios es determinante para la recuperación del consumo privado y la contribución a la recuperación económica y del empleo. 

  • El diálogo social se debe orientar en las perspectivas del cambio de modelo productivo, a través de mayor inversión en capital físico, tecnológico y humano para ampliar las bases de nuestro patrón de crecimiento. 

  • Impulsar la política industrial, el I+D+i y su penetración en los sectores y empresas, fortalecer nuestro sistema de educación dando prioridad a la formación profesional, establecer una política energética y la sostenibilidad medio ambiental.

  • Garantizar la universalidad y la calidad de los servicios públicos (sanidad, educación, servicios sociales, etc.) requiere una correcta y equilibrada resolución del proceso abierto sobre la financiación autonómica.

  • Se debe completar el desarrollo de los acuerdos vigentes en materia de Igualdad, Dependencia, Seguridad Social, Mercado de Trabajo, Seguridad y Salud y Formación para el empleo a través de su desarrollo normativo y las políticas de financiación y gestión. 

Es necesario impulsar y respetar la autonomía colectiva de los interlocutores sociales en materias como negociación colectiva, participación institucional y derechos colectivos y la adaptación de las políticas europeas de flexiguridad a nuestros ámbitos de empleo y relaciones laborales, como venimos desarrollando en el diálogo social mediante el Acuerdo para la Mejora y el Crecimiento del Empleo y el Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva.


 
Administración C/ Marqués de Cubas 23 - 3º - 28014 Madrid (ESPAÑA) - Teléfono: +34 915 897 678